[Infográfico] 8 ejercicios de creatividad para ejercitar tu músculo creativo

89

¿Quieres ejercitar tu músculo creativo? Te damos algunos consejos llenos de creatividad para que puedas hacerlo.

Cuando quieres mejorar tu forma física, haces ejercicio. ¿Quieres tonificar tus músculos? Levanta pesas. ¿Quieres ir más rápido? Sal y corre algunos sprints. ¿Quieres aumentar tu flexibilidad? Extiende tu esterilla de yoga y estírate un poco.

Bueno, es la misma idea con la aptitud mental y la creatividad. El cerebro es un músculo y, al igual que con tus bíceps o cuádriceps, si quieres que tu músculo creativo crezca y se fortalezca, necesita ejercicio. Ya sea que no estés seguro de cómo innovar en tu estrategia de marketing, lidiar con bloqueos al escribir o tener dificultades para encontrar tu próxima gran idea de negocio, un entrenamiento mental podría ser justo lo que necesitas para que fluyan esas ideas creativas.

Echemos un vistazo a 8 ejercicios de creatividad diseñados para ejercitar tu músculo creativo y ayudarte a encontrar la inspiración creativa que estás buscando.

1. Deja que tu creatividad fluya libremente

La creatividad no siempre responde a plazos, límites y parámetros.

Si intentas forzar tu creatividad de cierta manera para que las cosas sucedan (por ejemplo, diciendo “Necesito crear una campaña publicitaria perfecta en los próximos 60 minutos”), la presión adicional puede dificultar la búsqueda de tu inspiración creativa.

Por eso, es tan importante programar “tiempo libre para la creatividad” y tener hábitos saludables. Apartar un tiempo para dedicarlo a ser creativo, sin expectativas, fechas límite o parámetros definidos. Este “tiempo creativo libre” puede aliviar la presión de tu proceso creativo, dándole a su creatividad el tiempo y el espacio que necesita para crecer y florecer.

Puedes personalizar este planificador diario para que te ayude a reservar ese tiempo que necesitas para tus actividades creativas:

Dedica unas cuantas horas a la semana a la creatividad, sin expectativas, sin “cosas que hacer”, sin forzar un resultado determinado. Es posible que te sorprendas de las nuevas formas en que tu creatividad cobra vida, y las nuevas ideas e inspiración que irás encontrando.

2. Establece un temporizador

A veces un poco de presión puede ser la chispa que necesitas para encender tu creatividad.

Si estás atrapado en un problema creativo, configura un temporizador de 5 a 10 minutos y desafíate a encontrar soluciones a determinado problema dentro de ese período de tiempo.

Entonces, por ejemplo, si tienes dificultades para pensar en ideas para una nueva publicación de blog, configura el temporizador y posteriormente, puedes proponer tantos temas de artículos como puedas en un período de 5 a 10 minutos.

Tener una fecha límite definida (y ver cómo el reloj avanza hacia esa fecha límite) puede impulsar tu creatividad a trabajar más duro, y puede ayudarte a romper tu bloqueo creativo.

3. Cantidad sobre calidad

Después de la tormenta llega la idea.

Tenemos la creencia de que la calidad debe primar sobre la cantidad. Sin embargo, pasa lo contrario con la creatividad. A veces, priorizar la cantidad sobre la calidad, es justamente lo que necesitamos para superar nuestros bloqueos creativos y empezar a producir nuevas ideas.

Como no vas a encontrar la respuesta de inmediato, puedes trabajar en una lluvia de ideas donde vas a tener muchas opciones para finalmente escoger la mejor.

4. Conviértete en una máquina de ideas

Si quieres ser el mejor en algo, es necesario incluir una mezcla de ejercicios para fortalecer tu músculo creativo.

¿Cómo puedes hacerlo? Conviértete en una máquina de ideas. Este concepto, iniciado por el autor y podcaster James Altucher, es un concepto bastante simple; Cada día, sin falta, es necesario que se te ocurran 10 ideas nuevas y originales. Puedes utilizar mapas conceptuales y hacer brainstorming.

Al convertirte en una máquina de ideas y generar ideas originales todos los días, comenzarás a pensar desde nuevas perspectivas, a hacer nuevas conexiones y a darle a tu creatividad la oportunidad de expandirse de otras formas, diferentes e inesperadas.

5. Cambia tu rutina

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Cambia las cosas y sal de tu rutina normal. Hay un montón de formas diferentes de cambiar las cosas. Puedes organizar los muebles de tu oficina, trabajar con la computadora portátil al aire libre, o tomar un descanso y salir a caminar.

El punto es que un cambio de rutina puede ayudar a despertar tu creatividad y encontrar nueva inspiración para incorporar a tu trabajo. Entonces, la próxima vez que no te sientas inspirado, sal de tu rutina y cambia un poco las cosas.

6. Mira lo familiar a través de una nueva lente

Creatividad es pensar en nuevas ideas.

Si todos los días corres en una cinta durante 45 minutos, eventualmente te empezarás a aburrir. Pero si por el contrario, encuentras nuevas y diferentes formas de hacerlo (aumentando la inclinación, haciendo intervalos de velocidad o reduciendo esos 45 minutos por dos carreras más cortas y rápidas), puedes reavivar tu entusiasmo por esta rutina.

Lo mismo pasa con la creatividad. La prueba de usos alternativos, es un ejercicio de creatividad desarrollado por JP Guilford a finales de la década de los 60s, que obliga a tu músculo creativo a mirar algo familiar a través de una lente de manera nueva y diferente.

El ejercicio funciona así: Elijes algo familiar que veas y uses todos los días. Luego, debes establecer un tiempo de dos minutos para desafiarte en pensar tantos nuevos usos como puedas para ese objeto.

Al obligar a tu cerebro a ver ese objeto a través de una nueva lente, estás fomentando pensamientos divergentes. Algo clave que se puede aplicar a otros esfuerzos creativos.

7. Lee

La lectura perjudica seriamente la ignorancia.

Aprender algo nuevo es inspirador. Si deseas inspirar más creatividad, concentrarse en el aprendizaje es un excelente lugar para comenzar.

¿Y una de las mejores formas de aprender? Leyendo.

Tenemos una biblioteca gratuita de libros digitales de temáticas variadas para que te sientas libre de elegir. Exponerse a nuevas ideas y aprender nueva información puede ayudarte a fomentar nuevas formas de pensar, incluyendo un pensamiento más creativo.

8. Escribe con libertad

El flujo de escritura consciente establece un proceso para despejar la mente y el readiestrar su enfoque.

¿No eres escritor? No es un problema. Aún puedes usar la escritura como instrumento para ayudar a encender tu chispa creativa, y más específicamente, la escritura libre.

No pienses en lo que estás escribiendo, o si es coherente o legible; simplemente déjate llevar por lo que se te venga a la mente, sin editar o filtrar.

Dejar que los pensamientos fluyan directamente de tu cabeza al papel, puede ayudarte a despejar tu cabeza de cualquier desorden que pueda estar bloqueando tu creatividad.

Has que tus ejercicios de creatividad sean una prioridad

Así como puede ser difícil encontrar la inspiración para ejercitar tu cuerpo, encontrar la inspiración para los entrenamientos creativos también puede ser un desafío. Sin embargo, ahora que sabes exactamente qué ejercicios de creatividad debes hacer para trabajar tu músculo creativo, sólo te queda salir, ponerte a trabajar y encontrar inspiración creativa.

Share: Facebook, Twitter, Linkedin