Las ilustraciones del artista alemán Max Löeffler están envueltas en un ambicioso universo paralelo surrealista.

Sus paisajes de ensueño están cargados de “ruido digital”, lo que le permite a Löeffler lograr un particular efecto de aerógrafo en sus ilustraciones. Este estilo le agrega profundidad a su obra, la cual ha desarrollado a partir de los desafíos que se ha puesto desde su enfoque habitual como artista.

“Me limité a usar el mouse de la computadora y los pinceles de Photoshop para salpicar. Probé mucho y encontré un estilo que es una mezcla bastante agradable de estos experimentos y mis técnicas detalladas de punteado”, explica Max.

Describiendo su trabajo como sublime, peculiar y surrealista, hay algunos elementos divertidos y alegres como ojos y caras sobre objetos inanimados en algunas imágenes.

“Cuando se trata de lenguaje visual, claramente nombraría a René Magritte como mi mayor inspiración, así como a Arnold Böcklin, y por sus paisajes místicos realmente disfruto de los mundos sublimes de Kilian Eng“, dice.

Si te gustó, no olvides visitar a Max en su Behance o seguirlo en Instagram.